¡Católicos de Puerto Rico, manteneos del lado de Cristo y de su fiel pastor Daniel!

Este video se puede ver también aquí:
https://rumble.com/v15r9e7-daniel.html
https://cos.tv/videos/play/36373764934505472
https://www.bitchute.com/video/6ErDK14Iab2Q/

https://vkpatriarhat.org/es/?p=12069
https://bcp-video.org/es/catolicos-de-puerto-rico/

Suscríbase a los boletines del PCB
https://forms.sendpulse.com/ab49125fe2/

Estimados fieles de Puerto Rico:

Habéis expresado un gran apoyo al obispo de la diócesis de Arecibo, Daniel Fernández Torres. El papa inválido Bergoglio, que lo destituyó de manera anticanónica, había incurrido en anatema múltiple, maldición, según Ga 1, 8-9 por sus graves crímenes contra Dios y la Iglesia (entronizó al demonio Pachamama; promueve la legalización del matrimonio sodomita; impone criminalmente a todos la vacunación genocida de ARN mensajero). El obispo Daniel fue destituido después de que se negara a firmar una carta de seis obispos que, en falsa obediencia a Bergoglio, exigían la vacunación del clero y la misa solo para los vacunados.

Espero que quede claro para estos seis obispos que, de acuerdo con los principios morales y la ley de Dios, se han convertido en partícipes de un crimen contra Dios y las almas inmortales. Además, al cometer este delito abusaron de la autoridad episcopal. Por lo tanto se han excluido a sí mismos de la Iglesia ipso facto, y están bajo la maldición de Dios. Todo lo que hacen estos obispos es nulo y sin valor no solo según la Biblia —Ga 1:8-9— sino también según la bula dogmática Cum ex apostolatus officio. Si no se arrepienten públicamente y mueren en este estado, serán condenados eternamente como el apóstol Judas. Por otra parte, el apóstol Pedro, aunque negó a su Señor tres veces y perdió su comisión, inmediatamente lloró amargamente y se arrepintió de su traición. Jesús entonces le exigió una triple confesión pública de fidelidad hasta la muerte. Cuando Pedro hizo esta confesión, Jesús indicó su martirio.

¿Qué deben hacer estos seis obispos puertorriqueños? Tienen que arrepentirse públicamente, dando así el ejemplo a muchos obispos del mundo que han cometido el mismo crimen contra Cristo y su Cuerpo místico: la Iglesia. Los obispos puertorriqueños están obligados a aceptar que la Iglesia se encuentra en estado de sede vacante, ya que el papa se ha autoexcluido por sus herejías. De eso no hay la menor duda. ¡La Iglesia actualmente no tiene papa válido! Las órdenes dictadas por el pseudopapa son nulas y sin valor. A nadie se le permite a obedecerlas. La destitución del obispo Daniel no es válida ante Dios y tampoco es canónica. Por lo tanto, los seis obispos deben pedirle al obispo Daniel que reanude su ministerio y no respete la orden nula y sin valor dada por el archihereje Francisco.

¿Qué deben hacer los sacerdotes?

1) Es necesario para la salvación de las almas inmortales presionar a los obispos de Puerto Rico para que se separen de la sujeción al hereje Bergoglio. Si los obispos no lo hacen, que los sacerdotes declaren que no obedecerán a estos traidores a Cristo, ya que se han excluido a sí mismos de la Iglesia y se niegan a arrepentirse de su crimen. Dichos obispos no tienen derecho a castigar a nadie, y como apóstatas y herejes tampoco deben ser obedecidos por nadie. Cualquier castigo impuesto por ellos es inválido. La única forma de librarse de la maldición que pesa sobre ellos es romper su unión con el archihereje Bergoglio.

2) Los sacerdotes deben ejercer la presión adecuada sobre los obispos para hacerles permitir que el obispo Daniel regrese a su cargo.

3) Los sacerdotes deben dejar de mencionar el nombre del papa inválido en la misa. Pueden comenzar por recitar el canon después de la consagración en silencio en lugar de en voz alta. El pueblo puede cantar un himno, como era costumbre en la misa en latín anterior al Concilio.

¿Qué deben hacer los fieles?

1) Deben unirse en el rezo diario del Rosario entre las 8 y las 9 de la noche. A través de su oración, que apoyen a los sacerdotes y obispos para que den un paso radical y se separen del hereje Francisco, que destruye la Iglesia y lleva a los fieles a la perdición.

2) Los fieles deben escribir cartas a sus sacerdotes y obispos y apoyarlos para que den un paso radical de salvación del autogenocidio bergogliano de la Iglesia. Al romper con la maldición, la Iglesia dará un giro espiritual hacia la verdadera renovación.

¡Que el ex nuncio en los Estados Unidos, Carlo Maria Viganò, sea un ejemplo para vosotros, estimados obispos, sacerdotes y creyentes, de fidelidad a Cristo y a su Iglesia en estos tiempos difíciles! Él se apartó de la obediencia traicionera al archihereje Francisco. ¡Que los obispos entren en una unión interior con el arzobispo Viganò, y así Puerto Rico se convertirá en un precedente de avivamiento para los obispos de los Estados Unidos, Sudamérica y toda la Iglesia católica! ¡Que la Madre de Dios os concede esta gracia!

En Cristo

+Elías
Patriarca del Patriarcado católico bizantino

21 de mayo de 2022

Nota: En Google, se puede encontrar información difamatoria sobre el PCB. Si alguien busca información verdadera, puede encontrarla en el sitio web del Patriarcado: https://vkpatriarhat.org/es/?page_id=177

Anexo: carta del 8 de enero de 2022:

El PCB: Excomunión contra el pseudopapa Francisco Bergoglio
por promover un antievangelio vaccíneo de ARNm
vídeo:https://bcp-video.org/es/excomunion-bergoglio/
https://lamamiento.wistia.com/medias/wuld9gaxca

El pseudopapa Francisco Bergoglio ha traído sobre sí mismo el anatema múltiple de Dios (maldición) por su repetida predicación del antievangelio coronavírico. Así se ha excluido a sí mismo de la Iglesia. La Palabra de Dios advierte: «Si alguno predica un evangelio diferente, sea anatema, maldito —expulsado—» (Ga 1, 8-9).

El antievangelio coronavírico promueve la vacunación experimental con ARN mensajero y, por lo tanto, los delitos contra las verdades esenciales de la fe y la moral.

Hoy, el 8 de enero de 2022, en nombre del Dios Uno y Trino, Padre, Hijo y Espíritu Santo, por la autoridad del ministerio apostólico y profético, hago público el anatema de Dios contra el pseudopapa Francisco Bergoglio.

La sumisión a un pseudopapa que se opone públicamente a Jesucristo y Su Evangelio es un obstáculo para la salvación. Según la bula dogmática Cum ex apostolatus officio, todas las acciones del pseudopapa excomulgado fueron y son nulas en el ámbito espiritual y no tienen ningún efecto. El excomulgado está obligado a renunciar a su cargo eclesiástico supremo.

Los católicos están obligados en conciencia bajo pena de pecado mortal a separarse del archihereje y apóstata Bergoglio y de su apostasía.

+Elías
Patriarca del Patriarcado católico bizantino

8 de enero de 2022

Los motivos de la excomunión

El pseudopapa Francisco Bergoglio abusó de la autoridad eclesiástica para engañar al público con el fin de imponer la vacunación experimental con ARN mensajero.

1) La vacuna de ARN mensajero altera el genoma humano, lo que es rebelión contra Dios el Creador.

2) La vacuna de ARN mensajero forma parte del proceso de implantación de microchips en humanos, lo que en términos espirituales es apostasía y satanización.

3) La vacunación con ARN mensajero forma parte de la reducción —genocidio— de la humanidad, lo que es un crimen contra Dios y la humanidad.

4) Someterse a la vacunación con la vacuna de ARN mensajero significa someterse al antibautismo satánico, ya que esta vacuna está vinculada a la extracción sádica de tejido de un bebé vivo, principalmente después de una cesárea. Luego se mata al bebé.

El pseudopapa, sin embargo, afirma estúpidamente que el crimen de la vacunación es un acto de amor. Además, obliga a todos a someterse a la vacunación criminal utilizando consignas como: «¡Vacunas para todos!», «¡Hay que hacerlo!», «¡Hoy tenemos que vacunarnos!». Los verdaderos expertos en medicina y las personas que también se adhieren a la verdad han sido falsamente tachados por él de irresponsables y de ser una amenaza para el llamado bien común. Él ha cometido una burda manipulación y abusado de la suprema autoridad eclesiástica para perpetrar los crímenes más graves contra Dios y la humanidad.